h1

Memorias de Ginny Weasley VI

enero 28, 2008

Volvió. Mi señor volvió pero todavía no he podido conocerlo en persona y siento que nunca podré conocerlo. Ya no estoy en La Madriguera, ahora estoy en una casa mucho más grande y llena de historia de Sangre Pura, Magia Oscura y más. Es la casa del padrino de mi amado y odiado Harry. Nos encontramos en Grimmauld Place, 12, la Nombre y Ancestral Casa de los Black.

Mi madre nos ha mandado a mí y a mis hermanos, a ayudarla a limpiar toda la casa. Esto ha tenido sus cosas buenas, ya que he encontrado muchos artefactos y libro sobre magia oscura.

En la habitación donde me estoy quedando, también está durmiendo Hermione. He empezado poco a poco a tener una mejor relación de amistad con ella y me ha contado muchos secretos, como que por ejemplo, siguió viéndose en secreto con Viktor Krum. También me dijo que estaba enamorada de mi hermano Ron. Me preguntó si sabía que le gustaba, sus pasiones, sus amores; yo le conté que Ron nunca había estado con una chica y que era muy infantil, que mejor se buscaba a otro chico ya que él no buscaba nada serio con una chica. Hermione dijo que tenía razón, que ella hacía todo para que él la notara y que sentía que nunca él la amaría y que le gustaba Krum pero ya era muy grande para ella y solo la quería para lo físico.

Empecé a consolar a Hermione y luego que se calmó, cada una se fue a dormir.

~

Durante toda mi estadía en Grimmauld Place, busqué la forma de salir y encontrarme con mi señor. No hubo oportunidad, el tiempo pasó muy rápido y cuando me di cuenta, ya me encontraba en el Bosque Prohibido, besándome con Luna.

Las clases continuaron, ya mis habilidades mágicas eran muy notables, al igual que mi cuerpo. Empecé a sentirme muy bien conmigo misma, los chicos me silbaban, cada vez demostraba más talento en mis clases y hasta empecé a jugar Quidditch.

Todo parecía estar muy bien, hasta llegué a olvidarme de mi señor hasta que una noche, la profesora Mcgonagall nos llevó a mí y a mis hermanos al Despacho de Dumbledore. Papá estaba gravemente herido, luego me enteré que estaba en una misión especial para La Orden del Fénix y que había sido atacado por Nagini.

Me encontraba en San Mungo y sentí de repente un doloroso y placentero calor en mi brazo izquierdo. Cuando me di cuenta, no me encontraba ya en San Mungo, estaba al parecer en un bosque. Por poco creí que era el Bosque Prohibido y que todo había sido un sueño mientras Luna me daba placeres, pero no fue así. Tenía frente a mis ojos, a Lord Voldemort, a mi señor.

No sabía como reaccionar, era realmente feo, no era ese galán que una vez había sido de joven. Sus ojos eran rojos y sin párpados, no tenía cabello, su piel era blanca muy blanca, sus manos eran puro hueso. Por poco creí que ese no podía ser mi Señor, hasta que empezó a hablarme en parsel. Le respondí en la misma lengua y me pidió un favor. El Señor Tenebroso me pedía un favor a mí, la pobre y desdichada niña Weasley. Me entregaba en mis manos el famoso Puñal de Herpo el Loco. Leí mucho sobre este puñal, tenia una gran cantidad de usos, como por ejemplo, podía romper encantamientos como el Fidelius (aunque no era fácil, había que usarlo en un lugar exacto).

Mi señor me preguntó si había leído sobre los horcruxes. Le conté que sí. Mi señor me dijo que ese Puñal era su horcrux, y que yo debía cuidarlo muy bien. Luego de eso, me dijo que ninguno de sus mortífagos sabía que yo era mortífaga. También me dijo, que yo era su mortífaga favorita y que algún día me convertiría en una poderosa bruja.

Anuncios
h1

Memorias de Ginny Weasley V

enero 28, 2008

Luna y yo entramos a la cabaña de Hagrid. Nos sentamos, Luna se veía un poco nerviosa. Hagrid empezó a preparar un té y yo comencé a pensar como hacer para que Hagrid no dijera nada. ¿Algún encantamiento para borrarle la memoria, maldición Imperius, darle un poco de placer a ese semi-gigante?

Hagrid se volteó, nos miró muy nervioso y nos dijo: “Ya se como resolveremos esto”.

~

Luna y yo salimos de la cabaña y empezamos a dirigirnos a nuestras respectivas salas comunes. Nos despedimos con un beso en la mejilla, aunque me hubiese encantado volver a besar sus carnosos labios, pero no en público y menos después de lo que sucedió en la Cabaña de Hagrid.

Poco antes de llegar a la Sala Común, me encontré con Moody (que en realidad era Barty). Me invitó a su oficina. Dentro de su oficina, me dijo que durante la Tercera Prueba, se llevaría a cabo el plan, y cuando me diera la señal, tenía que ir a la Casa de los Gritos y esperar ahí a mi señor. Me llené de emoción y dormí muy feliz esa noche (a pesar de todo lo que había sucedido hace minutos en la Cabaña de Hagrid).

~

Sonaba la música. Mis padres se veían muy emocionados debido a que Harry ya estaba en la Tercera y última prueba y podía ser el ganador del Torneo de los Tres Magos. Mi Harry, mi querido y odiado amor platónico, siempre recibiendo tanto atención de mis padres.

Cada participante empezó a entrar al laberinto. Yo gritaba de emoción al igual que todos los que estaban a mi alrededor, salvo que yo gritaba de la emoción que sentía debido a que pronto vería a mi Señor.

Pasaban los minutos y yo lo sentía como una eternidad. Vi a Luna del otro lado, le hice señas y bajamos. Nos escondimos detrás de un árbol y empezamos a besarnos. Se oyeron gritos, así que salí corriendo a ver que sucedía. Harry había llegado y traía consigo el cuerpo de Cedric.

Me asusté, creí que Harry había asesinado a Cedric y a mi señor. Estuve apunto de huir, esconderme hasta que vi a Barty llevarse a Harry. No confiaba en Barty, así que me acerqué a Dumbledore y le pregunté: ¿A dónde lleva Moody a Harry?

Dumbledore se asustó, llamó rapidamente a Snape y Mcgonagall y los tres salieron corriendo.

~

Había dos dementores y estaba Fudge. No confiaba en Barty, seguro me iba a delatar, así que utilicé la maldición Imperius, y Fudge le ordenó al dementor que le diera un beso a Barty.

h1

Memorias de Ginny Weasley IV

enero 28, 2008

Esta memoria contiene escenas que solamente pueden ser leídas por mayores de edad.

Estoy sumamente triste y deprimida. Primero, mi señor le confía una gran misión a Barty Crouch Hijo, luego este no me deja ayudarlo y para más colmo, en la segunda prueba, el tesoro que Harry tiene que rescatar es a mi hermano Ron. ¿Es Harry gay? Debe ser que tanto dormir juntos en La Madriguera y en Hogwarts ha generado eso. Fleur rescata a su hermana, eso está bien aunque yo nunca rescataría a mis hermanos, Viktor rescata a Hermione, no se que le ve, es fea pero esta bien es un chico rescatando a una chica, Cedric rescata a Cho, otra vez más pero sucede lo mismo que lo anterior, y Harry rescata a Ron.

Como me hubiese gustado que me rescatara a mí, que me agarrara entre sus brazos, que me llevará a la superficie y agradecerle con un húmedo beso. Pero no sucedió así. Tampoco me invitó al baile, bueno en realidad si me invitó pero mi señor me mandó a vigilar a Longbottom a ver si podía tener relación con la profecía. Longbottom es un tonto y al final del baile, trató de besarme. Lo besé, pero solo por cortesía y porque no había besado a un chico desde hace meses.

Con quien si me había besado y habíamos llegado a un poco más que besos, fue con Luna Lovegood. Luna es una chica tierna y hermosa, realmente inocente pero muy sabia en el fondo. Estábamos en el Bosque Prohibido, junto a unos supuestos Thestrals. Me agarró la mano luego de contarme sobre la muerte de su madre y para consolarla, empecé a besarla. Luna no se apartó, siguió besándome, ella es una chica no muy sociable, su única amiga soy yo y creo que sintió un poco de miedo de rechazarme ya que se quedaría sin amigos. Con Luna segui viéndome a seguido, siempre nos citábamos en el Bosque Prohibido, pero un día, Hagrid nos encontró en plenos besos.

h1

Memorias de Ginny Weasley III

enero 28, 2008

Mis vacaciones no fueron lo que esperé. Tuve poco tiempo de leer los libros de Herpo, ya que mi familia ganó un premio y en vez de invertirlo y ahorrarlo, prefierieron gastarlo en un viaje a Egipto. Egipto, lleno de magia, bastante magia oscura mas no es la magia oscura que le atraé a mi Señor. Los egipcios amaban morir,  dejaban poderosos encantamientos para proteger su lugar de muerte y dar una especie de pago a sus Dioses. Los Dioses no existen y la muerte es solo el mayor deshonor que un Mago puede tener. Herpo y mi señor coincidían en eso, pero Salazar no pensaba lo mismo, eso siempre molestó a mi Señor.

De regreso a casa. No recuerdo que hora era cuando empezaron los gritos. Bajamos corriendo, yo esperaba que fueran los Malfoy asesinando a toda mi familia para llevarme con mi señor. Pues no fue así, mi mamá gritaba ya que mi amado y a lo vez odiado Harry había escapado de casa. Era la oportunidad perfecta, tenía que hallar la forma de comunicarme con algún mortífago para que fueran por Potter.  Al parecer, Harry había inflado a su tía y había huído de su casa. No pasaron ni 5 minutos y otra lechuza llegó a casa. Decía que Harry se encontraba ya en el Caldero Chorreante y que estaba bien. Mamá se tranquilizó, siento que a veces ama más a Harry que a sus propios hijos.

Volvimos a dormir, luego me enteré que mi madre se asustó ya que un asesino llamado Sirius Black (al parecer mortífago) había escapado de Azkaban y estaba en búsqueda de Harry.

Mi pasión por Harry es cada vez mayor. Aunque siento odio hacia él, hay algo que me atraé, no se si su belleza o tal vez lo popular que es. Seguramente si fuese la novia de Harry Potter, me haría más conocida en Hogwarts. Hogwarts… Todos me conocen solamente como otra Weasley más. No soy lista, no soy bonita; soy solo una pelirroja chiquita y pobre. Lo que nadie sabe, es que poco a poco estoy aprendiendo magia oscura y me vengaré de todos aquellos que se burlaron de mí o me hicieron sentir sus aires de superioridad (como la creída de Granger). Creo que a la única que no le haría daño es a mi amiga Luna. Oh Luna.

h1

Memorias de Ginny Weasley II

enero 28, 2008

Sangre. Plumas. Sangre. Es todo lo que veo a mi alrededor. Un rápido fregotego y nadie encontrará nada. Dumbledore empieza a sospechar, ese anciano es más inteligente de lo que yo pensaba, Tom tenía razón. Habrá que fingir y seguir el siguiente plan:

  • Fingir que fui secuestrada y llevada a la Cámara de los Secretos
  • El Valiente de Harry buscará rescatarme
  • El basilisco asesina a Harry
  • Más tarde, Albus se dará cuenta de donde queda la Cámara, y bajará
  • Asesinará al basilisco, me rescatará y todos lloraremos por Harry

Este plan no puede fallar, luego de ello, debo tomar a Scabbers y escapar. Llegaremos a Albania, donde mi señor estará esperándonos y podremos darle nuevamente un cuerpo físico. Sin Harry, no se cumplirá la profecía.

~Horas después~

Todo falló. No contamos que Harry recibiría ayuda de esa ave fénix. Tuve que fingir muy bien, fingir como el diario de Tom me enseñó. Sentí que Dumbledore buscaba en mi mente pero dejo de buscar cuando sintió mi gran tristeza y mi alegría porque mi amor platónico fue mi rescatador. Tom tenía razón, Albus es inteligente pero también muy inocente.

La rata Scabbers está muy nerviosa, ¿Para qué mi señor querría a esa rata?

Vuelvo a casa, todo sigue igual que antes. Gracias a Tom, encontré unos libros de artes oscuras que se ocultaban en la Cámara de los Secretos. Son libros escritos por un mago muy antiguo llamado Herpo el Loco, estos libros contienen mucha información sobre magia oscura y en los bordes, tiene notas escritas por el mismo Salazar Slytherin y su descendiente, Tom Ryddle. Estás serán unas hermosas vacaciones, creo que nunca tuve unas vacaciones más felices.

h1

Memorias de Ginny Weasley I

enero 28, 2008

Otra vez aquí. Ya son 10 años seguidos que vengo a este lugar solo para despedirme hasta navidad. Esta vez es Ron quien irá a Hogwarts mientras que yo tendré que quedarme todo 1 año con mamá en casa. Este año va a ser el más horrible de todos ya que no estará Ron para que mamá lo regañe sino será yo la única a la que mamá pueda llamar para pedir que la ayude en el jardín, la única a quien regañar, la única con quien salir (ya que papá llega tarde de su trabajo).

Llegamos otra vez a  la estación King’s Cross donde cada uno de mis hermanos partirá a Hogwarts. Ron está muy emocionado, aunque nervioso ya que no conoce a ningún otro chico de su edad y seguramente se le hará difícil tener amigos debido a que Fred y George lo estarán molestando todo el tiempo.

Y aquí estoy yo, la única niña de la familia, la última en todo, la que siempre le tocan todo de segunda, mis pijamas consisten en franelas viejas de mis hermanos ya que nuestra familia no tiene mucho dinero.

Seguimos caminando, no me gustan mucho los muggle, siempre los he detestado pero no puedo decir nada de eso en casa, ya que mi papá los adora y los hermanos de mi madre murieron luchando contra El-Que-No-Debe-Ser-Nombrado. Siempre me ha dado curiosidad ese hombre, un hombre con mucho poder, que atemorizó a todo el Mundo Mágico y que luego fue derrotado por un bebé de 1 año. ¿Cómo un bebé derrota al Mago más poderoso de todos los tiempos? Espero algún día conocerlo.

Seguimos caminando, ya estamos entrando al andén 9 y 3/4. Ahora un niño flaquito, cabello negro, un poco bonito pero con una cara de desnutrido y poco amado está junto a nosotros. Al parecer vino sólo, debe ser que su familia no lo quiere. Poco a poco mis hermanos empezaron a subir al tren. Yo me quedé con mamá esperando a que se fuera el tren y antes de que partiera,  Fred le dijo a mamá que el chico cabello negro y flaquito, era Harry Potter.

Me emocioné, era cosa del destino, Harry era el chico que nos había acompañado y fui la primera de la familia en saludarlo. Le pedí a mamá que me dejará subir pero por primera vez, vi a mi Mamá muy seria (más de lo normal) y un poco nerviosa. No sé que habrá sucedido ya que una vez que llegamos a casa, mi mamá empezó a mandar una carta de urgencia y en la noche, llegó un mago de barba blanca, llamado Albus Dumbledore.

~~~

Este es mi primer fanfic. Lo escribí sobre ginny ya que tengo algunas ideas de lo que podría suceder en sus próximas memorias. Además, quiero invitarlo al Concurso de Fanfic: Ginny Weasley, la mala.

h1

Probando hotlinking

septiembre 20, 2007

Probando Hotlinking de BlogHogwarts.com

a